CONEXIONES DOMICILIARIAS

Las  conexiones           domiciliarias  son  gestionadas,  a  través  de  las  entidades responsables  (Entidad  de Saneamiento  Municipal),  debiendo  prohibirse  cualquier obra  por  intervención  de  particulares  en  la  red pública. Estas conexiones deben realizarse bajo control Municipal.
Como  regla  de  seguridad  de  utilización  adecuada  de  la  red  interna  domiciliaria (privada),  la  sección adoptada de conexión debe tener un diámetro inferior a la del colector público, buscando que en caso de producirse una obstrucción por uso indebido, el efecto se produzca en el tramo de conexión o en el interior de la edificación.
1. Alternativas de conexión
Son tres las  alternativas que se pueden  considerar:
1.1-  Alternativa “A”
Es el caso más común en nuestro medio, en el cual el colector público es existente y se procede a efectuar una conexión de la última cámara de inspección del inmueble con la tubería de servicio público, a través de la acometida que tiene un alineamiento con una deflexión de 45° con la línea de  la  edificación.  Para  este  efecto  se  realiza  una perforación  de  diámetro  similar  al  tubo  de  la acometida y, luego se procede a la unión de ambas tuberías, en forma cuidadosa, empleando para ello mortero de cemento.
Esta  alternativa  que  prácticamente  resulta  en  una  unión  tubo  a  tubo,  tiene  el inconveniente  que requiere un excesivo cuidado, además afecta la sección hidráulica del tubo, ya que su ejecución casi siempre presenta dificultades por las rebabas (resalto formado por la materia sobrante en los bordes) que se producen en la unión y que pueden originar un taponamiento del colector público, especialmente si este es de diámetro mínimo de 6”.
En todos los casos es recomendable realizar esta unión con un accesorio o codo
1.2.-  Alternativa “B”
Su utilización es práctica cuando el colector público será recién construido y la urbanización tiene definidos  los  frentes  de los lotes de terreno. En este caso es factible prever la instalación, en el colector  público  de  una  ramal  en  “Y”,  cuyo  diámetro  de derivación  sea  igual  al  de   la  tubería domiciliaria  para  luego  ser  extendido  hasta la  cámara  de  salida  de  la  edificación.  Tiene  el inconveniente  de  que  muchas veces,  la  prolongación  del  ramal  de  conexión  no  coincide  con  la dirección requerida por la última cámara domiciliaria por lo que se debe modificar y/o forzar su dirección.
Por  lo  tanto,  en  caso  de  adoptar  esta  alternativa,  es  recomendable  complementar la  conexión ejecutando la acometida y la cámara de salida de la edificación.
1.3.- Alternativa “C”
Presenta  una  nueva  modalidad  mediante  el  uso  de  Conectores,  con  los  cuales  se pretende simplificar y garantizar la ejecución de las conexiones domiciliarias con el cuidado necesario que requiere la red pública cuyo control de calidad pasó por diversas pruebas. Para este efecto, se hace uso  de  una  pieza  adicional  prefabricada  ramal  o dado  conector  (Selín)  que  se  coloca  en  forma lateral o en la clave del colector público.
La conexión en esta alternativa puede ser efectuada en ramal a 45 ° o en forma perpendicular al colector público.
Esta  alternativa  elimina  la  posibilidad  de  formación  de  resaltos  dentro  del  colector  público,  y además se mantiene intacta la sección hidráulica de escurrimiento del colector.
Por  otra  parte,  esta  alternativa  permite  ejecutar  con  un  solo  conector,  hasta  3 conexiones domiciliarias.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada