CONTROL DE EJECUCIÓN.

La disponibilidad de un equipo humano con gran experiencia en el control y supervisión de los procesos de ejecución en obras de diferente naturaleza y tipología, mediante la realización de inspecciones periódicas, es de vital importancia para conseguir que la obra se corresponda con el proyecto de ejecución.

Este control de ejecución, se refiere principalmente al control que realiza el ingeniero encargado de la dirección de la obra (superintendente), que a su vez, está controlado por un supervisor de obra, que es contratado por el dueño de la construcción (entidad contratante). Éstas supervisiones o controles se realizan permanentemente en toda la ejecución y en todo aspecto de la obra, desde la ética profesional que tienen que tener todos los subalternos como también la calidad misma del trabajo que realiza cada uno de los que componen el factor humano dentro de la obra como ser albañiles, enferradores, encofradores y también toda la mano de obra calificada (geólogos, topógrafos, etc.).

Es de vital importancia que tanto el superintendente de obra, como el supervisor, velen que cada uno de los componentes de la mano de obra, tanto la calificada como no calificada cumpla específicamente con lo que establece el proyecto, es decir, con las especificaciones que tenga la obra.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada