FORMA Y TEXTURA DE LAS PARTÍCULAS DEL SUELO

Se define forma como a los rasgos particulares y textura como al tamaño que tiene la partícula de suelo. Existen tres categorías típicas de texturas que presentan las partículas del suelo donde puede evaluarse la forma, que son la: granular, en hojuela y en aguja.

Forma granular.

Este tipo de partículas principalmente están constituidas de fragmentos provenientes de la meteorización física de rocas y minerales. Para describir la textura de estas partículas se usan los términos: angular, subangular, redondeada y subredondeada.
La esfericidad es opuesta a la angularidad, es decir que una partícula más angular será menos esférica o viceversa. La esfericidad Es, para una partícula de forma granular se define como:
 
Donde:
De = Diámetro equivalente de la partícula, que será:
  

L = Longitud de la partícula.
V = Volumen de la partícula.
  Figura 1.7. Ábaco para evaluar las partículas de forma granular (Krumbein & Sloss, 1963).
El término redondeado, indica que la forma de los bordes de la partícula son redondeados y no puntiagudos. Con el ábaco de la Figura 1.7 se puede evaluar cuantitativamente la angularidad y redondez de la partícula con forma granular, en base al valor de la esfericidad.
En la Figura 1.8, se ha identificado la textura de algunas partículas con forma granular.
 
Figura 1.8. Textura de partículas con forma granular (Das, 1998).
Textura en hojuela.

La textura de las partículas de minerales de arcilla tienen la forma de hojuelas o escamas, estas son partículas muy pequeñas con muy poca esfericidad y solo pueden observarse con microscopios electrónicos.

Textura en aguja.

Estas partículas son igualmente pequeñas a las anteriores, su textura tiene la forma de una aguja y generalmente están presentes en depósitos de coral y rara vez en suelos arcillosos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada