MANTENIMIENTO DE ALCANTARRILLADOS

El mantenimiento de sistemas de alcantarillas depende no sólo del diseño y la construcción adecuados y de
la  disponibilidad  de  una  mano  de  obre  competente,  sino  también  de  la  protección  del  sistema  contra materiales dañinos que pueden ser descargados por la población.

El   mantenimiento   de   alcantarillas   exige   cierto   equipo   especializado   para   conductos   completa   o parcialmente taponados. Las alcantarillas domésticas pueden ser tapadas por raíces que entran a través de pequeñas  grietas  o  por  depósitos  de  grasa.  Las  alcantarillas  pluviales  son  comúnmente  bloqueadas por objetos grandes, por arena y otros sedimentos. La limpieza rutinaria de algunos conductos de alcantarillas puede ser necesaria si sus pendientes o caudales son particularmente bajos.
 
Fig 7.3 depósitos de retención
 
Una bola de caucho suave inflada a un tamaño escasamente menor que el diámetro de la alcantarilla ayuda en la remoción de depósitos de cascajo y grasa. La bola se ajusta por sí misma a las irregularidades de la tubería mientras  el  agua  retenida  detrás  escapa  alrededor  de  sus  bordes  a  alta  velocidad,  lavando  los depósitos. Las raíces hasta de 6 mm (1/4 pulg.) pueden ser rotas por la bola. La operación es más efectiva cuando la cabeza atrás de la bola es de 0.3 a 1.2 m (1 a 4 pies), pero debe ser satisfactoria a cabezas de mínimo 50 mm (2pulg.) en circunstancias donde cabezas más altas podrían causar el regreso de flujo hacia el interior de propiedades contiguas.

Las inspecciones de rutina de alcantarillas son beneficiosas para evitar bloqueos severos. Las alcantarillas en pendientes planas o con una historia de problemas pueden ser examinadas cada tres meses mientras que aquellas  que  no  presentan  ninguno  son  verificadas  una  o  dos  veces  al  año.  Las  inspecciones  son hachas visualmente, de pozo a pozo de inspección; la luz brillante es colocada en el pozo hacia el que el inspector está mirando. Un espejo en una vara bajada dentro del pozo permitirá a menudo que el examen sea hacho desde el nivel de la calle. Las alcantarillas también son inspeccionadas, a veces, pasando pequeñas cámaras de televisión a través de ellas, lo cual permite un examen en primer plano de las uniones y la detección de cualquier rompimiento u otro daño, así como también la localización de bloqueos.


1. Gases en alcantarillas

Las  explosiones  en  alcantarillas  no  son  poco  comunes  y  algunos  trabajadores  han  muerto  por inhalación de gases tóxicos producidos por actividad biológica o descargas industriales. La causa más  común   de   explosiones   en   alcantarillas   es   gasolina   que   ha   escapado   de   tanques   de
almacenamiento   sub-superficiales   corroídos   o   que   ha   sido   descargada   deliberadamente   por
estaciones de servicio. Fuentes adicionales de gases explosivos son los químicos industriales tales como el carburo de calcio, que puede reaccionar con el agua, y el sulfuro de hidrógeno y metano, producidos biológicamente.

2. Ventilación en alcantarillas y colectores

Para garantizar las condiciones aerobias en las aguas que circulan por los colectores, para evitar la retención de gases en los puntos altos de sumideros, afectando a los  habitantes de la zona, se hace preciso pensar en la instalación de chimeneas de ventilación. Por diferencia entre la temperatura casi constante en el colector y las temperaturas exteriores se establecen una corriente de aire que garantiza  la  ventilación  adecuada. La altura de las chimeneas debe ser de 9 m sobre la calzada, siendo su diámetro interior de 20 cm.

Su  colocación  cada  250  m  se  considera  suficiente.  Estas  chimeneas  pueden  ser  disimuladas  en fachadas de edificios o en elementos decorativos, como columnas.
Este elemento es imprescindible en depósitos o locales en relación con las aguas residuales, como
en  depósitos  de  bombeo,  zonas  de  entradas  a  estaciones  depuradoras,  depósitos  de  lodos  de  las depuradoras, etc.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada