Cimentación por pozos.



Si el terreno permite realizar la excavación necesaria sin entibar o bien entibándolo si fuera preciso, se realiza un pozo de las dimensiones precisas y que además permitan realizar la excavación.

La solución representada en la figura 3.60 es prácticamente una zapata de hormigón en masa de gran canto. 

Las dimensiones a’ x b’ deben obtener para la carga N más el peso W. de la zapata que es importante.

La solución de la figura 3.61 consiste en construir una zapata de hormigón armado de dimensiones a’2 x b’2 x h2 sobre un dado de hormigón en masa. 


La zapata de hormigón armado se dimensiona y arma para que las tensiones que transmita al dado de hormigón, no superen la resistencia de cálculo a compresión del hormigón.

Las dimensiones en planta del dado, con independencia de los condicionantes constructivos, se calculan para que las tensiones en la base, como resultantes de la carga N, el peso de la zapata de hormigón armado, del dado y de las tierras, no superen la tensión admisible del terreno.

Cuando la carga no es centrada, el cálculo del cimiento es más complejo, pues al aparecer momentos, se moviliza o empuje activo o pasivo en el terreno contiguo al cimiento, figura 3.62. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada