Entrepiso de Losa Alivianada

Las losas alivianadas son fáciles de construir y se aplican con el fin de ahorrar material y tener menos peso. Además dado  que están constituidas por materiales livianos y con huecos que alojan aire en su interior, tienen una mejor aislación térmica  y acústica. También necesitan de un encofrado, pero menos minucioso que en el caso anterior.

En general en este tipo de losas los hierros principales ya no se distribuyen a lo largo de toda la superficie,  sino que se   concentran longitudinalmente dentro de viguetas o nervaduras, que harán de estructura soporte del conjunto. A pesar de  ello necesitarán de una armadura de repartición en la parte superior, para distribuir bien las cargas.

Existen  varios   recursos;   en  lo  que   a  materiales   se   refiere;  para   ejecutar   una   losa   alivianada,   que   a   continuación  se  enumerarán.

- Losa cerámica con viguetas

- Losa nervurada

- Losa casetonada o artesonada

- Losa hueca pretensada

Entrepiso De Losa Llena

las  losas  llenas son  losas macizas de HºAº,   las cuales para su ejecución,  requieren de un encofrado que cubra  toda su  superficie. Su espesor ronda entre los 7 y los 10 cm. Debido a que las losas trabajan a la flexión, llevan armadura principal   la   que   se   distribuye   durante   toda   su   superficie   inferior.  Estas   armaduras   se   apoyarán   sobre   el   encofrado   (mediante   separadores)  con una separación mínima de entre 2 o 3 cm,  para que no queden expuestas a  la oxidación.  Antes del   hormigonado se preverán las cañerías y bocas para las distintas instalaciones, evitando así tener que romper la losa una vez  construida, con los riesgos que eso conlleva.

Presentan el inconveniente de  la aislación térmica y acústica,  problema fácil de solucionar mediante  la aplicación de  la  técnica de entrepiso flotante.

Una de sus ventajas es que (siempre que el encofrado lo permita) se adaptan fácilmente a cualquier tipo de forma.

La cantidad y sección de hierros, así como la distancia entre ellos, se establecerá mediante un cálculo,  el  cual   tendrá en cuenta  la  luz que cubrirá  la  losa en cuestión:  cuanto mayor  sea  la distancia entre sus apoyos, mayor será el momento flector, por tanto las cargas y sobrecargas incidirán con mas fuerza sobre la pieza.

La cantidad de apoyos también incide en el espesor de la losa, pudiendo estar ésta, simplemente apoyada (en dos bordes) o con apoyos cruzados (apoyada en la totalidad de las paredes que la limitan, generalmente 4) en cuyo caso su espesor será menor.

Tales apoyos se darán de manera tal que las cargas de la losa se distribuyan en forma pareja a lo largo de  toda  la pared y además permitan su  libre dilatación o contracción,  de modo que no originen fisuras.

Si  descansan sobre pared de bloques portantes o de  ladrillo común de 15 cm,  el  apoyo se hará mediante una viga de  encadenado superior (fig. 1). La losa y la viga de encadenado superior pueden ser hormigonadas al mismo tiempo (fig. 2). 

Para bloques de hormigón (dada su dinámica  térmica) entre  la  losa y  la viga de encadenado hay que colocar dos fajas   superpuestas de fieltro asfáltico (fig.  3).  Sobre paredes de  ladrillo macizo de 30 cm puede apoyar  directamente,  sin  la   necesidad de viga de encadenado (fig. 4). En paredes medianeras se debe cuidar de no sobrepasar el límite divisorio del  predio, por lo que solo se apoyará en medio espesor (fig. 5).  


losa de HºAº
losa de HºAº

Capas Aisladoras: Agregado de pintura asfáltica, Membranas, PVC

Agregado de pintura asfáltica:  cuando   la   capa   aisladora   no   requiere   adherencia   de   otra  mezcla   de  albañilería encima;  por ejemplo en el  caso de ubicarse dentro de una pared doble,  o sobre tabique de  panderete en sótanos; el concreto una vez colocado y fratazado (aplanado con cuchara) puede pintarse con  pintura asfáltica o similar, con lo cual se logra la seguridad de sellar eventuales fisuras pequeñas, sirviendo  a la vez, de barrera de vapor, a los efectos de mantener la humedad relativa ambiente interior.

Membranas: cuando además de la humedad del terreno se presenta una presión de agua (napas freáticas)
se hace necesaria la colocación de algún tipo de techado adherido al  concreto mas un par de manos de
pintura asfáltica. Los techados en cuestión pueden ser mantos multicapas de PVC y asfalto, que se sueldan
con calor.  Debe verificarse su capacidad mecánica  (eventualmente su espesor y/o  inclusión de aluminio dentro de la multicapa) en los casos de presiones importantes de agua.

Como  se dijo anteriormente,  en estos casos   (presión de agua o hidrostática)   las  membranas deberán
respaldarse en un soporte continuo y resistente del   lado  interior,  que  les de  solidez  (pues su simple adherencia no garantiza su resistencia a la presión del agua), el que puede constituirse de mampostería u hormigón; en función de la potencia de la napa freática.

Además;  por razones constructivas;  deben tener otro soporte firme que  la separe de  la tierra;  el  que
también variará su constitución (mampostería u hormigón) de acuerdo a  la presión acuosa;.  Este último
tabique protegerá a la capa aislante contra la acción dañina de la presión hídrica. La capa hidrófuga se
constituirá de concreto hidrófugo fratazado mas una membrana o techado asfáltico, la cual conviene que
no sea del tipo flotante, ya que debe procurarse una unión en toda su superficie. Para mejorar la adhesión
de la membrana, se aplicará previo a su colocación una imprimación, que en este caso no es otra cosa que 
pintura asfáltica.

PVC:  además de posibles variantes sobre  los casos típicos anteriores,  se ha utilizado en algunos casos
láminas flexibles de PVC sin capas compuestas (usada por ejemplo directamente sobre la tierra bajo el 
contrapiso)   soldada  en  sucesivos   tendidos.  El  punto  débil  de esta   solución,  es  en  su empalme   con el concreto  hidrófugo,   o   sea   la   capa   aisladora  de  la  mampostería,   lo   que  contradice  al   principio  básicoexpuesto al comienzo, el cual proponía una única y constante superficie aislante.

Concreto Hidrófugo

esta mezcla se prepara con una parte de cemento y 2½ ó 3 partes de arena fina (MCI 1:2½ o 1:3) agregándose hidrófugo químico en proporción del 10 % de agua utilizada en la mezcla.

Para facilitar la trabajabilidad del concreto y mejorar su adherencia, es posible agregar no mas de 1/16  partes  de cal   viva hidratada,  debido a que ante un exceso de cal,  el  hidrófugo pierde  su efecto:  el   hidrófugo necesita de mezclas ricas en cemento,  ya que en mezclas a base de cal,  como aglomerante  principal no produce efecto.

La mezcla de concreto hidrófugo se coloca en capas superpuestas, mediante cuchara (con la cual se la va aplanando) procurando el solape entre una cucharada y la otra para no producir intersticios. Hasta lograr  el   espesor   deseado   (1,5   a   2   cm).   La   generalizada   técnica   de   “salpicado”   sobre   paramentos,   es evidentemente mas rápida, pero no constituye garantía alguna de aislación hidrófuga.

Como la inclusión del cemento incrementa la contracción de la mezcla y la consecuente aparición de fisuras al   estar   expuesto   a   una   aireación   intensa,   una   vez   aplicada   la  mezcla,   debe   procurarse  
taparla   con elementos  húmedos  y protegerla del  calor  a fin de  lograr  un  tiempo de fragüe normal  e hidratación homogénea, siendo mas aconsejable la aplicación inmediata de la mezcla para la mampostería de elevación,  con lo que además de lograr el mismo efecto, se ahorra en tiempo.

Aumentar la proporción de cemento no mejora la calidad de la mezcla, pues con ello se incrementan los riesgos recién señalados, por lo que se recomienda no superar la proporción de 1:2½, la cual presenta un menor riesgo de fisuras, que por ejemplo la mezcla 1:2.