CONSTRUCCION - TIPOS DE CARPETAS

Son elementos que complementan y hacen al  buen funcionamiento de un solado.  En función de  las necesidades y/o la ubicación del solado, se determinará el tipo de carpeta a utilizar así como las cualidades requeridas para el mismo:

• Carpeta de nivelación o de alisado: tiende a corregir las irregularidades superficiales del contrapiso. Es utilizada cuando el piso a aplicarse exige de una superficie totalmente lisa para su colocación; como ser el caso de los pisos sintéticos (plásticos, alfombras, etc.) y los de poco espesor (vegetales y cerámicos en general); que copiarían las deformaciones del apoyo o peor aún, se quebrarían por presentar apoyos parciales o “vacíos” en su base. Sobre  esta  carpeta   se  ejecuta;   en  caso de necesitarse;   la carpeta  hidrófuga. La carpeta  de  nivelación no es necesaria en la colocación de pisos irregulares, en estos casos dicha carpeta es reemplazada por la de asiento.
CONSTRUCCION - TIPOS DE CARPETAS
• Carpeta hidrófuga: es usada con el fin de impermeabilizar el piso, es decir para impedir el asenso de la humedad desde el suelo por capilaridad. Se la aplica cuando el piso a utilizar es atacable por la humedad, caso concreto de los pisos de madera y las alfombras o de todo piso permeable.
Algunos autores recomiendan su aplicación; de manera preventiva; en todo tipo de solados, con lo que se asegura una aislación hidrófuga completa. Debe procurarse su correcta vinculación con la capa aisladora de la pared, en especial en el caso de pisos afectables por la humedad. En entrepisos se las aplica bajo locales húmedos o sanitarios (baños, cocinas) para que la humedad no afecte al cielorraso del ambiente inferior.

• Carpeta de asiento:  es  la capa encargada de adherir  al  piso con el  resto del  solado.  Los pisos se aplican con mezclas de albañilería,  con pegamento o con asfalto,   lo que dependerá del   tipo de piso a utilizar. Para pisos pétreos generalmente se utiliza un mortero de asiento (M.A.R.) mientras que para pisos de parquet  se suelen utilizar adhesivos sintéticos.  Últimamente han aparecido pegamentos cementicios con adhesivos plásticos, que además de poseer un alto poder  de vinculación, tienen la propiedad de ser impermeables.

• Aislante  térmico: es muy utilizado en entrepisos y cubiertas.  Se los aplica con el  fin de mantener estable a la temperatura o impedir su aumento evitando que la misma entre o salga (según se requiera) de un ambiente. Para esto se recurre a materiales livianos y esponjosos, con la presencia de poros cerrados en su interior, como bienpueden ser placas de poliestireno expandido,  o de  lana de vidrio,  o una de arcilla expandida, etc.  También es válido recurrir directamente al contrapiso para aislar térmicamente, en tal caso se verá constituido por agregados livianos (hormigón inyectado o la ya citada arcilla expandida).

• Aislante acústico: también muy aplicado a entrepisos y cubiertas con el fin de reducir la transmisión de ruidos por impacto desde el piso hacia el ambiente inferior. El material utilizado para esto debe ser elástico a fin de absorber las vibraciones producidas por dicho impacto. Generalmente   los  materiales   aislantes   térmicos   son   buenos aislantes acústicos. A los entrepisos así constituidos se los denomina flotantes y consta básicamente en hacer “flotar” el contrapiso  (junto con todas las capas superiores a éste) sobre un manto continuo del material aislante, cuidando que no se produzca contacto alguno entre dicho contrapiso con la losa y las paredes. Por ello la capa aislante subirá junto a las paredes hasta superar levemente el nivel de zócalos.

CONTRAPISOS FUNCIONES Y TIPOS

Parte sustentante o resistente de lo que va a ser el solado final. Estructura resistente (le otorga resistencia) del solado, en él  se apoya el piso.



Las funciones del contrapiso varían en relación a su posicionamiento en la obra:

1) el que se asienta sobre terreno natural en PB
2) contrapiso de relleno o de entrepiso
3) contrapiso de azotea o de pendiente



1) contrapiso sobre terreno natural en PB: Resiste las cargas que actúan sobre el solado. Es el elemento sustentante del mismo, es decir que cumple una función estructural. Tiene un mínimo de 10 cm y un máximo de 15 cm de espesor.  Está constituido comúnmente por  un HHRP  (cal  hidráulica,  cemento y cascote).   Para aumentar la resistencia del solado (contrapiso) se aumenta el espesor, o se lo arma con hierro, solución esta última, muy conveniente si se está en suelos reactivos, en cuyo caso es   recomendable crearle a la arcilla un lugar que posibilite su expansión, para ello se recurre a un relleno de cascotes (debajo del contrapiso) apenas apisonado y cuidando de dejar huecos en donde se alojará el suelo al hincharse.   

2) contrapiso de relleno o de entrepiso: Tiene 5 cm de espesor aproximado y su función es nivelar y corregir  imperfecciones además de ser usado para cubrir distintos tipos de cañerías, etc. Su resistencia solo tiende a soportar las pistas del solado que se le colocará. Con el fin de reducir el peso del contrapiso, es conveniente aquí utilizar arcilla expandida en vez de cascote, lo que constituye hormigón  alivianado que además es mejor aislante térmico, pero como contrapartida presenta un costo mayor. 

3) contrapiso de azotea o de pendiente: denominado aquí hormigón de pendiente, nos ordena el escurrimiento de agua en techos planos mediante cierta inclinación,  pendiente que ronda entre los 2 y 3 %. Dada la pendiente a la que se ve sometido el contrapiso en este caso, su espesor variará en ambos extremos, siendo mas  grueso en el  extremo opuesto al  sentido de escurrimiento y mas fino en donde éste se produce (del   lado del  embudo)  llegando a tener un mínimo de 5 cm. La diferencia de espesor entre un extremo y el otro será mayor, cuanto mas larga sea  la distancia entre dichos puntos. Tal espesor puede ser llenado con cualquier tipo de material (preferentemente liviano) como ser bloques cerámicos, latas,  escombros de obra, etc.